En mayo de 2012 escribí por última vez en mi anterior blog, tras un total de 27 artículos y cerca de 20.000 visitas. No fue algo especialmente grande, pero tampoco tenía más pretensiones que expresarme sobre aquellas cosas que me interesaban. En aquel momento, el cambio de objetivos personales y profesionales, la

nueva dinámica como emprendedor a tiempo completo y la carga de trabajo del día a día, determinaron nuevas prioridades que lo dejaron en vía muerta. Soy incapaz de recordar la cantidad de ocasiones en las que posteriormente la falta de tiempo ha acabado por matar la iniciativa de…